Agricultor creía haber encontrado un misterioso huevo de dinosaurio negro, pero luego hizo un descubrimiento sorprendente.

Para la mayoría de los agricultores es de vital importancia cuidar y controlar su campo a diario. Estos expertos en agricultura están acostumbrados a supervisar el progreso diario de su negocio. A veces, durante este control, se encuentran con hallazgos extraordinarios entre los cultivos. Este fue el caso de un incauto agricultor argentino que se encontró casualmente con un objeto misterioso durante una ronda por su campo

Algo totalmente inesperado, de hecho, algo que se había extinguido hace años. Sigue leyendo para descubrir cuál fue el extraño descubrimiento del agricultor. ¡No querrás perdértelo!

1. ‘Regalo de Navidad’ especial

El agricultor argentino, José Antonio Nievas, paseaba por su finca el día de Navidad de 2015 sin sospechar que haría un descubrimiento especial que le daría un giro sorprendente a su vida. La finca era un lugar común para encontrar diferentes tipos de plantas y animales, pero ese día Nievas tropezó con algo que nunca había visto en su vida y que lo dejó en estado de shock.

2. Objeto extraño

La finca de José Antonio Nieves estaba ubicada en Carlos Spegazzini, una ciudad a unos 40 kilómetros al sur de Buenos Aires. Mientras caminaba tranquilamente por su campo y hacía su ronda diaria, se encontró cara a cara con un objeto extraño. Nieves caminaba tranquilo a lo largo de la orilla de su finca cuando de repente un gran objeto negro redondo llamó su atención. Al principio pensó que era una piedra enorme.

Pero cuando se acercó a «la cosa», el agricultor se dio cuenta de que era algo completamente diferente.

3. No es lo que parece

Cuando se acercó, Nievas notó que era todo menos una piedra. El extraño objeto estaba parcialmente cubierto de lodo y no pudo determinar inmediatamente qué era. Mientras intentaba quitar la suciedad del objeto redondo, empezó a parecer algo completamente diferente a una piedra. El objeto parecía tener escamas y un color oscuro.

El agricultor argentino no pudo ver de inmediato lo que era y probablemente nunca lo habría adivinado.