Coloca un par de aspirinas dentro de tu lavadora. ¡El resultado te sorprenderá!

Admítelo, en tu guardarropa tienes algunas prendas desteñidas. Es normal: incluso las prendas de la mejor calidad comienzan a desteñirse después de lavarlas un par de veces. Incluso si usas el mejor detergente y los mejores programas de lavado en las lavadoras más modernas, es casi imposible que la ropa blanca se mantenga de ese color. Por suerte existen las aspirinas, algo que ya tienes en tu botiquín de medicinas.

Este truco podría cambiarte la vida. Al menos en lo que respecta a lavar la ropa. ¿No estás cansado de que tus prendas se destiñan tan rápido, a pesar de que acabas de comprarlas hace algunas pocas semanas? No solamente las prendas con colores claros, también pasa lo mismo con la ropa oscura. Tu camiseta negra comenzará a tener manchas grises después de un par de lavados. ¿Alguna vez se te ocurrió que podrías recuperar el color original usando solo un poco de pimienta?

Ropa desteñida

Primero que nada: no tiene buen aspecto. Pero además, es una picardía. Hablamos de la ropa desteñida. Quieres usar tus prendas nuevas favoritas tan a menudo como sea posible, porque te costaron bastante dinero. Está claro que no quieres usarlas solo una vez. ¿Estás listo para este truco sorprendente? La solución es la pimienta negra. Si echas pimienta negra en tu lavadora, tus ropas dejarán de estar desteñidas y se verán igual que cuando las compraste.

¿Qué debes hacer? Comienza de la forma habitual: junta tus prendas desteñidas, échalas en la lavadora y agrega detergente y suavizante, como siempre. Aquí viene el truco: añade una cucharadita de pimienta negra y haz un lavado en un programa frío. Espera hasta que termine y verás cómo vuelve el color original. No necesitas un diploma para entender cómo es posible. Debido a la estructura de la pimienta negra, los residuos de jabón no pueden adherirse a las prendas. De esta manera, tu ropa no se desteñirá. Con este truco también se evita la pérdida de color.
Ahora bien: ¿agregar aspirina a tu lavado de ropa? Eso es algo que nunca has hecho antes. ¡Pero realmente deberías hacerlo más a menudo! ¿Por qué? Sigue leyendo.