Una mujer compra un bolso de segunda mano, encuentra un agujero y hace un descubrimiento emotivo

Sarah Thomas vive en los Estados Unidos y es una auténtica cazadora de rebajas y oportunidades. Cada vez que pasa por una tienda de productos de segunda mano, no puede evitar entrar a buscar gangas. Revisa todos los rincones, buscando algo especial o interesante: por lo general, siempre encuentra algo único. Creía que lo había visto todo. ¡Qué equivocada que estaba!

En busca de gangas

Su página de Facebook (Sarah’s Southern Oregon Second Hand Deals) alcanzó tanto éxito que incluso comenzó a obtener ganancias con sus artículos de segunda mano. Se esforzaba y acudía varias veces por semana a la tienda local en busca de artículos especiales.

Algunas visitas fueron muy buenas y encontró vestidos de diseño, bonitos zapatos y carteras caras a buen precio.Pero la próxima compra iba a cambiar su vida.

Desgastado

A veces, Sarah descubría que algunas de sus compras estaban desgastadas o dañadas, por lo que no eran aptas para la reventa. Pero las cosas también pueden darse de otra forma. Ese fue el caso cuando Sarah vio un bolso de diseño por sólo 3$ y algo le dijo que debía comprarla. Su intuición resultó ser correcta: el bolso valía mucho más.