Insano: Mujer comete un error estúpido ¡y causa 330 retrasos!

Temporada pico de vuelos: un aeropuerto atestado de gente estresada y aviones que aterrizan y despegan. Deseas, por tu bien, que todo vaya bien, sin retrasos ni complicaciones. Y, cuando hay un retraso, tienes la esperanza de que haya una razón válida. Pero esta mujer de 40 años causó un caos total, con 330 vuelos retrasados y/o cancelados, como consecuencia.

Siempre intentas ahorrar tiempo para hacer tu check-in 24 horas antes del despegue de tu vuelo; organizas el traslado hacia el aeropuerto, controlas si hay embotellamientos de tráfico y cuidas mucho los documentos que necesitas presentar. Haces todo esto porque ahorrarías un montón de tiempo y filas si todos hicieran lo mismo, pero, desafortunadamente, no todo el mundo lo hace —todavía—.

Ryanair

El último verano, Ryanair canceló muchos vuelos, lo que causó caos y muchos dolores de cabeza en los pasajeros de vuelos, en los aeropuertos. Pero esta mujer alemana causó más de 300 vuelos retrasados ¡ella solita! Lo hizo durante uno de los días más atareados en el aeropuerto de Múnich.

Su acción no solamente causó mucha frustración, sino también varios despidos. ¿Deseas saber qué pasó? Lo descubrirás en la página siguiente.

Escabulléndose

En el sur de Alemania, las vacaciones comienzan en los últimos días de julio; el 25 de julio había un caos total porque una mujer de 40 años se acercó hasta los guardias de seguridad, sin haber realizado el check-in antes.
Los guardias le solicitaron que regresara a hacer el control de su equipaje de mano ya que este no tenía la bolsa de plástico cerrada y sellada para los líquidos que transportaba. Paso seguido, esta mujer salió corriendo y no regresó por su equipaje. Su acción la convirtió en sospechosa. Los guardias de seguridad no confiaban en ella y debieron investigar la situación con precisión.

Despidos

El resultado fue 330 vuelos cancelados y muchísimos retrasos. A la mujer no lograron encontrarla nunca más porque ya estaba en vuelo hacia su destino. No se le inició una acción judicial ya que era responsabilidad de los guardias detenerla cuando se escabulló.
Tres de estos guardias de seguridad fueron despedidos como consecuencia de esta acción.