Una madre se toma una selfi en el dormitorio de su hija, pero se arrepiente inmediatamente

Una relación madre-hija siempre es especial. Tienes que disfrutarla, y eso es lo que pensaba Deanna Pilling. Su hija McKenna estudiaba en la universidad, lejos de la casa familiar, y su contacto era principalmente digital o por teléfono. Apenas se veían. Deanna pensó que sería una buena idea darle una sorpresa en la universidad, ¡pero las cosas tomaron un curso muy diferente de lo esperado!

Nadie podía interponerse entre Keanna y su hija McKenna. Fue un momento difícil cuando McKenna comenzó la universidad: dejó Nueva York y se fue a estudiar a la Universidad Estatal de Utah.

A ninguna madre le gusta ver a su hija irse al otro lado del mundo, y Deanna no era la excepción. Pero ver a su hija independizarse y ampliar su horizonte le daba mucho orgullo. El día antes de que McKenna regresara a la casa de sus padres en Nueva York para las vacaciones de verano, su madre decidió hacer algo especial y darle una sorpresa en su universidad.

Deanna pensó que podía ser una buena idea aparecer en Utah un día antes de lo previsto, sin decirle nada a su hija. Después de todo, ¿a quién no le gusta que su madre le dé una sorpresa?